La coherencia

¿Qué es la coherencia?

La coherencia es el valor que permite que nuestras acciones sean consecuentes con nuestra forma de entender la vida y con el resto de nuestros valores.

Se trata de seguir el camino que nos marca nuestra conciencia sin fisuras, una vez tenemos clara nuestra escala de valores.

Definición de la coherencia según la RAE

Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan (según la acepción segunda).

Beneficios para el individuo

Facilita la toma de decisiones

Cuando te enfrentas a una decisión importante, ser coherente con tus valores, tus deseos y tu forma de entender la vida te facilita tomar una decisión rápida, correcta y satisfactoria.

Ayuda a cumplir objetivos y a alcanzar metas

Cuando somos consecuentes con nuestros sueños o aspiraciones, seguiremos luchando por ellos, esforzándonos, y tendremos más cerca el éxito.

Produce calma y satisfacción

La coherencia crea patrones de conducta que nos sirven de guía ante situaciones nuevas, por lo que se reduce el estrés que crean estas y favorece un estado de calma que se incrementa con la satisfacción producida por comportarnos como sabemos que debemos comportarnos.

Genera confianza

De dos formas.

Se incrementa la confianza en nosotros mismos al tener patrones claros de decisión y actuación, reforzando nuestra escala de valores.

Aumenta la confianza del resto de personas en nosotros, puesto que tienen la seguridad de que nuestras acciones serán coherentes y no se tendrán que enfrentar a sorpresas inesperadas, lo que nos ayudará tanto en las relaciones personales como en las profesionales.

Mejora nuestro estado de ánimo

Todos los aspectos anteriores nos refuerzan en las situaciones positivas y nos dan la energía necesaria en los momentos difíciles.

¿Quieres participar en un cambio global?

Atrévete a participar en un reto basado en los valores que mejorará tu vida y la de las personas que te rodean de forma sorprendente, divertida y gratificante.

Beneficios para la sociedad

Facilita las relaciones

La coherencia fomenta la confianza, puesto que cada persona sabe cómo actuarán sus semejantes, lo que facilita las relaciones interpersonales.

Serenidad

Una sociedad coherente tomará decisiones consecuentes tanto de forma individual como global, lo que le permitirá afrontar cualquier situación de forma serena y ordenada.

Decisiones más fundamentadas

Las decisiones adoptadas, al tener que ser consecuentes con el sentir de la sociedad, tienen fundamentos más sólidos y estructuras más elaboradas. Además, son menos atacables por modas pasajeras.

Reduce la incertidumbre

Una sociedad con personas coherentes sufre menos incertidumbre sobre su futuro y transmite una sensación de fortaleza.

Favorece el progreso

Una sociedad segura de sí misma y de sus objetivos, coherente con ellos, avanzará hacia sus metas con determinación y sin titubeos o pasos en falso.

Mayor necesidad de búsqueda de información veraz

Una sociedad compuesta por personas coherentes necesita contrastar las informaciones, pues las decisiones se basan en los objetivos y en los valores, no en sentimientos de pertenencia, caldo de cultivo de la desinformación.
OJO – Coherencia no es inflexibilidad

Cosas que puedes hacer en tu día a día para trabajar la coherencia

Evaluar previamente la coherencia de tus actos

Crear una escala de valores propia (de más a menos importante) para la toma de decisiones

No apartar tus sueños y metas por difíciles que parezcan

Ser consecuente con tus sentimientos

Realizar un ejercicio diario de autoconocimiento

¿Quieres participar en un cambio global?

Atrévete a participar en un reto basado en los valores que mejorará tu vida y la de las personas que te rodean de forma sorprendente, divertida y gratificante.

Grandes frases sobre la coherencia

El verdadero caballero es el que solo predica lo que practica.

Confucio

La identidad de un hombre consiste en la coherencia entre lo que es y lo que piensa.

Charles Sanders Peirce

Sin coherencia no hay ninguna fuerza moral.

Robert Owen