La constancia

¿Qué es la constancia?

La constancia consiste en mantener en el tiempo las pautas marcadas o elegidas de aprendizaje, trabajo o comportamiento, en no desfallecer ante las adversidades y en perseverar en los objetivos. Seamos constantes en la aplicación y defensa de los valores.

Definición de la constancia según la RAE

Firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y en los propósitos (según la acepción primera).

Beneficios para el individuo

Crea hábitos, lo que mejora la eficiencia

Todo aprendizaje se basa en la repetición, que precisa de la constancia. Y esa constancia en la repetición es lo que crea hábitos automatizados que mejoran nuestra eficiencia, independientemente del campo al que dediquemos nuestro tiempo.

Mejora nuestras habilidades

Esa constante repetición de tareas de la que hablábamos mejora la habilidad en cualquier desempeño.

Ayuda a lograr objetivos

Por supuesto, esa constancia en el aprendizaje nos acerca lentamente, pero de forma segura e irremediable, a nuestros objetivos.

Evita sentimientos de desidia y derrota

La constancia nos hace fuertes ante los contratiempos, pues interiorizamos que todo logro requiere un trabajo continuo y paciente.

Fortalece el ánimo

Una persona constante siempre tiene algo que hacer y objetivos por los que luchar, y tanto mantenerse ocupado como tener proyectos mantiene nuestro estado de ánimo alto.

Favorece el desarrollo personal y profesional

Una persona constante lo será también con sus objetivos de vida y profesionales, lo que allanará el camino para su consecución.

¿Quieres participar en un cambio global?

Atrévete a participar en un reto basado en los valores que mejorará tu vida y la de las personas que te rodean de forma sorprendente, divertida y gratificante.

Beneficios para la sociedad

Favorece la capacitación

Al estar compuesta por individuos constantes, que realizan tareas de forma continua para mejorar, se produce un incremento de las capacidades individuales y conjuntas.

Favorece el progreso

Ese incremento de capacidades es un buen pilar donde apoyar las aspiraciones de progreso.

Sociedad más especializada y eficiente

Además, la capacitación tiende a ser más especializada, pues cada componente del cuerpo social dedica más tiempo a profundizar en una especialidad, por lo que la sociedad se beneficia de esa especialización y la transforma en eficiencia.

Predisposición al crecimiento

Los beneficios comentados predisponen al crecimiento, tanto tecnológico como económico.

Mejor adaptación a los cambios y desafíos

Una sociedad constante en su empeño de supervivencia y superación afrontará mejor los contratiempos y los retos que el progreso y la continua variación de los factores externos supone.

Sociedad fuerte y alegre

Un cuerpo social instaurado en la constancia es tremendamente fuerte y lucha por los objetivos de mejora comunes de forma ordenada y feliz, pues confía en su consecución.

OJO – Constancia no es obsesión

Cosas que puedes hacer en tu día a día para trabajar la constancia

Dedicar una parte del día a trabajar en tus objetivos.

Marcar metas de desarrollo, no de resultado.

Limpiar todos los días una parte de la casa.

Mantener una dieta equilibrada.

Guardar 50 céntimos cada día para un futuro viaje.

Levantarte todos los días sonriendo.

¿Quieres participar en un cambio global?

Atrévete a participar en un reto basado en los valores que mejorará tu vida y la de las personas que te rodean de forma sorprendente, divertida y gratificante.

Grandes frases sobre la constancia

Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien.

Pitágoras

Un viaje de diez mil kilómetros empieza por un solo paso.

Proverbio chino

La constancia es un puente entre el deseo y la realización.

Luis Señor