La empatía

¿Qué es la empatía?

Empatía es ponerse en el lugar de las otras personas, comprender sus sentimientos y actitudes e interiorizar sus motivaciones, sin necesidad de hacerlas nuestras, pero sí entendiéndolas. También es valorar cómo afectarán nuestras decisiones y actos a los demás.

Definición de la empatía según la RAE

Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos (según la acepción segunda).

Beneficios para el individuo

Mejora las relaciones

Una persona capaz de empatizar con quien se relaciona conseguirá que esa relación sea más profunda, afectiva y duradera.

Nos abre la puerta a conocer gente interesante

Intentar comprender a los demás, en especial si no piensan igual que nosotros, nos puede llevar a un camino en el que encontraremos personas muy interesantes que podrán aportarnos nuevos puntos de vista.

Nos hace ser más altruistas y colaborativos

Ser empáticos nos hace pensar en los demás a la hora de tomar decisiones o realizar acciones, lo que se traduce en comportamientos más altruistas y también más predispuestos a la colaboración.

Disminuye nuestra agresividad

Si somos capaces de comprender por qué alguien piensa diferente a nosotros, seguro que sus ideas y acciones no nos generarán esa agresividad tan perniciosa que a veces sentimos.

Amplía nuestros puntos de vista

Descubrir las motivaciones de los demás amplía nuestros conocimientos y relaja nuestros puntos de vista, aunque esto no significa, ni mucho menos, abandonar nuestros ideales.

Nos acerca a la realidad, al por qué de las cosas y de las creencias y actuaciones de otros

Si somos empáticos y tratamos de entender, no solo haremos eso, sino que, además, aprenderemos, y la realidad se mostrará tal y como es.

¿Quieres participar en un cambio global?

Atrévete a participar en un reto basado en los valores que mejorará tu vida y la de las personas que te rodean de forma sorprendente, divertida y gratificante.

Beneficios para la sociedad

Mejor cohesión social

Una sociedad en la que sus miembros piensan en los demás y tratan de comprenderlos estará mucho más cohesionada y será infinitamente más fuerte.

Se disipa la figura del enemigo

No ver a los que piensan distinto a nosotros como enemigos debería ser una de las bases sobre la que se asiente cualquier sociedad o grupo de convivencia. Esto se consigue con empatía.

Debates más constructivos

Las discusiones que se realizan en calma y con interés en escuchar son mucho más constructivas, tanto a nivel personal como social.

Se despierta la solidaridad

La empatía despierta la solidaridad en los corazones, y una sociedad solidaria es una sociedad ejemplar.

Mayor asociacionismo

De igual modo, la empatía fomenta la asociación, fundamento básico para el progreso social.

Compromiso con el bien social

Los individuos empáticos se comprometen de forma más fácil e ilusionante con los objetivos cuya consecución repercute en toda la sociedad.

OJO – Empatía no es aceptar lo incorrecto

Cosas que puedes hacer en tu día a día para trabajar la empatía

Sustituir el reproche por la pregunta.

Escuchar con calma las opiniones que no te gustan y analizarlas con objetividad.

Ponerte en el lugar del otro.

Intercambiar tareas en el hogar y, si es posible, en el trabajo.

Leer libros de ideologías contrarias a la tuya.

Pensar en los efectos de tus acciones y decisiones.

¿Quieres participar en un cambio global?

Atrévete a participar en un reto basado en los valores que mejorará tu vida y la de las personas que te rodean de forma sorprendente, divertida y gratificante.

Grandes frases sobre la empatía

Pero yo os digo, amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y, si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles?

Jesús de Nazaret

Trata de comprender antes de ser comprendido.

Stephen Covey

La naturaleza ha dado a los hombres una lengua y dos oídos, para que podamos oír de los demás el doble de lo que hablamos.

Epícteto